sábado, 20 de octubre de 2007

Texto de presentación del catálogo de la exposición "testimonios y paisajes del hierro"

Ayer me llegó el catálogo de la exposición Testimonios y paisajes del hierro, donde se muestran las fotografías seleccionadas y ganadoras del IV Certamen Internacional de Fotografía sobre Patrimonio Industrial organizado Incuna.
Los que tengáis ocasión de ojear el catálogo varéis que el diseño es muy acertado, las fotografías presentadas de gran calidad, y la presentación muy en consonancia con el sentimiento de los fotógrafos a los que nos apasiona la arqueología industrial.
Aquí tenéis dicho texto:

Testimonios y paisajes del hierro

La fotografía es primitiva. No, no lo es la técnica con que se produce, aunque ya tiene más de un siglo, sino su resultado que es una imagen fija que, sin embargo, nos permite escudriñar, observar, valorar, sorprendernos, molestarnos, emocionarnos y por fin, tomar postura frente a lo que vemos. Juzgar y tomar decisiones a través de la visión forma parte de lo más profundo de nuestra herencia genética cuando la vista, el oído y el olor eran los únicos elementos de juicio para sobrevivir que tenía el ser humano. Además la fotografía, con sus múltiples facetas técnicas nos permite ver aquellas cosas que nuestros sentidos no son capaces de alcanzar y por ello el primate evolucionado que llevamos dentro nos lo agradece con su curiosidad infinita.
Cuando vemos estas fotografías del patrimonio industrial sin duda nuestro cerebro va en busca de la imagen y, tras ella, del mensaje que quiere comunicar. Pero también es importante que pensemos en el fotógrafo o fotógrafa que hicieron la instantánea, en lo que madrugaron o lo que tardaron en llegar a casa ese día, en los kilómetros que debieron de recorrer en su coche o en otro medio de transporte, en los cercados y vallas que tuvieron que sortear, en el polvo, la suciedad y la mugre de los lugares que visitaron. No son reporteros de guerra al uso, pero sí los fotógrafos de un conflicto silencioso, el que libramos porque no se destruyan los testimonios más valiosos de nuestro pasado industrial antes de que la tsunami inmobiliaria o cualquier otra desgracia se los lleve por delante.
El hierro, el acero, la metalurgia, la siderurgia. Aquí entendemos de hierro y de acero, de hornos de fundición, de gasómetros, de baterías de cok. y quien no lo sabe directamente lo conoce de forma indirecta porque hemos nacido y crecido en una tierra de fábricas siderúrgicas. Juntos, carbón y hierro, han esculpido el rostro de nuestra tierra, sus paisajes naturales y urbanos, sociales y humanos, también su fisonomía económica, política y sindical, en definitiva, toda su historia contemporánea. Por eso nuestra visión en este terreno es privilegiada y experta. Estamos acostumbrados a ver estos testimonios y estos paisajes pero no estamos inoculados por la desidia y el olvido y sabemos apreciar su valor.
El IV Certamen internacional de Fotografía ha sido una vez más ocasión para comprobar la pasión y el cariño hacia el patrimonio industrial. Unas veces mostrado por el fotógrafo amante circunstancial o esporádico de este patrimonio, otras por el amante de la historia fabril que se echa al hombro la cámara porque está harto de que nadie conceda valor a aquellos importantes testimonios del pasado industrial o porque ha quedado cautivado de la extraña belleza del lugar. Da igual, sea por pasión o por oficio, el resultado es fruto de la convicción y por ello siempre es bueno. Hemos tenido concursantes de muchas partes de España, y de varios países de Hispanoamérica, en su mayor parte de una excelente calidad y de alto valor testimonial y por ello les damos las gracias a todos por participar.
Al jurado le ha resultado difícil, como siempre, decidir cuáles eran las mejores o, dicho de otra forma, quién debía recibir el primer premio y quien los accésit. esperamos que hayan sido justos pero, en todo caso y a pesar de sus discusiones, estamos convencidos de que han hecho la mejor selección. En realidad, quienes hemos recibido el premio somos nosotros porque hemos visto y sentido a través de todas las fotografías presentadas al concurso el valor y la importancia de los testimonios y paisajes del hierro que existen en el mundo.
Miguel Ángel Álvarez Areces
Presidente de INCUNA y de TICCIH-España

lunes, 1 de octubre de 2007

Primer premio en el IV Certamen Internacional de Fotografía sobre Patrimonio Industrial

Una de las fotografías que tomé en la primera visita a la colonia industrial del Llobregat, llamada genericamente passat industrial III, ha sido galardonada con el primer premio del IV Certamen Internacional de Fotografía sobre Patrimonio Industrial “Testimonios y Paisajes del Hierro”, organizado por INCUNA, , con la colaboración de Cajastur, Fundación Metal Asturias y El Corte Inglés.

El certemen fotográfico se incluye dentro de de las IX Jornadas Internacionales sobre Patrimonio Industrial “Del hierro al acero. Forjando el patrimonio industrial metalúrgico”, que tendrán lugar en Gijón del 3 al 6 de octubre de 2007.

La inauguración de la exposición tendrá lugar el miércoles día 3 de Octubre, a las 13:00 horas, en la Sala Cultural Cajastur Monte de Piedad. Gijón, donde se podrán ver las obras ganadoras y una muestra de las obras seleccionadas por el jurado del certamen.



Nota de prensa
La Asociación de Arqueología Industrial "Máximo Fuertes Acevedo" INCUNA, convoca y organiza el IV Certamen Internacional de Fotografía sobre Patrimonio Industrial, con la intención de dar a conocer el notable y amplio campo de la Arqueología y del Patrimonio Industrial mediante un lenguaje artístico universal, como es el arte fotográfico.
El certamen en esta ocasión tiene como tema central "Testimonios y Paisajes del hierro" con el objetivo de difundir, valorar y proyectar las imágenes de una riqueza material que hemos de salvar del olvido y la destrucción, preservándola para generaciones futuras.
El día 27 de septiembre se dió a conocer públicamente el fallo del jurado en una rueda de prensa que tuvo lugar en el Centro Cultural Cajastur Palacio Revillagigedo de Gijón a las 13:00 horas.El Jurado formado por D. José Vega Martínez (Director de la Obra Social y Cultural de Cajastur), D. Eduardo Núñez Fernández (Director del Archivo Municipal de Gijón), D. Jesús Muel de Dios (Fotógrafo), D. Rodolfo Valdor Peña (Secretario del Colegio Oficial de Ingenieros Superiores Industriales de Asturias y León) y Dña María Jesús Aguilar (Responsable de Comunicación de la Fundación Metal de Asturias), actuando como secretaria sin voto Dña Carmen Alonso Suárez (Coordinadora del IV Certamen Internacional de Fotografía sobre Patrimonio Industrial) decidió por unanimidad otorgar el Primer Premio del IV Certamen Internacional de Fotografía sobre Patrimonio Industrial a la obra “Passat Industrial III”, de Francisco José Gómez Castrillo, de Terrassa (Barcelona). El Primer Acéssit a la obra “Caballos de Acero I”, de Ralf Pascual Izarra, de Madrid. Y el Segundo Acéssit a la obra “Hidráulico”, de Juan Paños Fresneda, de Albacete.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Fotografías de la segunda visita a una colonia textil del Llobregat

Esta segunda visita a la colonia textil, que como ya dije en un anterior artículo no desvelaré su situación para no atraer a los amigos de destrozar y pintarlo todo, fue mucho más larga que la anterior.

En esta ocasión recorrimos, creemos, todos los espacios accesibles de la fábrica. Algunas dependencias estaban cerradas con candados desde dentro, lo cual no deja de resultar curioso ¿como las habían cerrado? ¿donde estaba el acceso? en todo caso esas dependencias eran un porcentaje pequeño teniendo en cuenta las dimensiones del edificio.

En la primera visita se nos pasó por alto visitar la planta superior. Subimos por la escalera equivocada que accedía a unas golfas de techo bajo y vigas de madera. Esta vez subimos por la escalera correcta y las columnas y pórticos de hierro nos sorprendieron gratamente. Se trataba de espacios diáfanos enormes y sin maquinaria, blancos, y en bastante buen estado.

También esa vez nos dejamos por ver los patios y las dependencias anexas a ellos, pero ya se nos hechó encima la hora de comer y por la tarde no regresamos.

En esta segunda visita, sin horarios de entrada y salida, visitamos lugares que ni imaginábamos accesibles o existentes el primer día. Así accedimos a una zona de oficinas en la que aun se conservaban algunas máquinas de escribir enormes. En las naves anexas a los patios también vimos algunas máquinas textiles

Algunas naves habían perdido su techo de madera que reposaba en el suelo entre escombros. Esas zonas eran bastantes inseguras y no las recorrimos.

Desde el patio posterior se accedía a unas estancias abovedadas, al parecer no interconectadas con nada salvo con el patio, semejantes a bodegas o cavas donde tuvieron sede diversas dependencias de mantenimiento: electricidad, pintura, carpintería...

Asomándose por las ventanas del piso superior orientadas al rio podía divisarse en la otra orilla el edificio en un estado muy deteriorado de lo que fueron las viviendas de los obreros.

En el exterior de la fábrica pero muy cerca de ella otras naves de aspecto más antiguo tenían rastros de haber albergado a calderas y máquinas de vapor, pero se veían signos de que hacía muchos años que esos espacios habían sido desmantelados. De la típica chimenea anexa a toda maquina de vapor no queda ni rastro.

Ya de regreso nos dimos cuenta de que esta vez nos dejamos por ver una planta completa. exactamente la planta inferior, algo así como un semisotano. Las escaleras que accedían al patio posterior tenían el acceso a esa planta tapiado. Es posible que desde otras escaleras la planta fuera accesible.

Pero descubrirlo ya quedará para una próxima visita.

Aquí os dejo algunas fotos aun en RAW y sin procesar.


las viviendas obrerasla fabrica vista desde el patio interiorventanas desde el exterioracceso a una dependencia cerrrada desde dentro y al patiozona de calderassala anexa a una estancia con un profundo y ancho pozozona de productos químicosnaves laterales con los techos derruidosen esta zona debio de haber tipo de maquinaria de grandes dimensionesuna de las naves de aspecto más antiguobidones en una nave independiente situada en elpatioestancia de productos químicosestancia de productos químicossala de calderas





sábado, 8 de septiembre de 2007

Visita virtual de la exposición "Residus Industrials" del Centre Cultural

Visita virtual de la exposición Residus Industrials, instalada en el Centre Cultural de Caixaterrassa del 6 al 23 de septiembre de 2007



video

viernes, 7 de septiembre de 2007

Cronología de la exposición "Residus Industrials, patrimoni Industrial a Catalunya" del Centre Cultural de Caixaterrassa

Aunque el proyecto fotográfico que dio origen a la exposición "Residus Industrials, patrimoni industrial a Catalunya" se fraguó en 1986, no fue hasta el año 2002, en que se empezó a materializar como fruto de una serie de fotografías de edificios industriales que habían sido rehabilitados en la ciudad de Terrassa.
En el año 2000 una serie de fotografías realizadas en la ya desaparecida fábrica Tintorería Lanera, S.A. inauguró la primera de las exposiciones que realizaría sobre el tema. Su título fue La fábrica, y estuvo expuesta en la sala vestíbulo del Centre Cultural, que es gestionada por Fotoclub Terrassa.
En el año 2004 una colección de 18 fotografías conformaron una primera exposición que ya contó con el título de Residuos Industriales, también expuesta en la sala vestíbulo del Centre Cultural.

A finales de 2006, toma forma la idea de una gran exposición y durante la primera mitad del 2007 se documentan nuevos lugares industriales de especial importancia que complementarían el material existente. En ese periodo también se realizaría la mayor parte del trabajo de post producción: edición, selección y retoque.
En mayo de 2007 presento en Fotoclub Terrassa el proyecto Residus industrials - Passat Industrial y la propuesta de exposición es aceptada por los socios presentes.

distribución de la sala En julio de 2007 se distribuye el espacio de la sala. Pretendí crear 2 atmósferas independientes que englobaran los dos tipos básicos de fotografías: de exteriores e interiores. Los paneles fueron dispuestos de forma que se creaba un espacio exterior, zigzagueante, como los tejados fabriles en diente de sierra y 3 espacios más cerrados, en forma de U, donde se mostrarían los interiores en blanco y negro, color y los edificios rehabilitados de Terrassa respectivamente.

Para la imagen gráfica de la exposición se utilicé el logotipo de la web http://www.passatindustrial.com/ , con tipografía negra y engranajes en rojo para el título principal, y en azul, semejante a el estampado hecho con un tampón, para las etiquetas de las fotos. Estas etiquetas recrean el aspecto de las que se solían usar en el sector textil. Las invitaciones guardan este mismo diseño.

Del 3 al 6 de septiembre se ubicaron las fotos en la sala, todas, salvo una panorámica montada en kapafix, enmarcadas, la mayoría de ellas positivadas en papel 30x40. En total la exposición la forman 64 fotos, acompañadas por algunos textos del poeta de Roda de Ter Miquel Martí i Pol, el cual trabajo durante, bastantes años en La Blava, fábrica que inspiro algunos de los poemas utilizados.

El 6 de setiembre a las 18 horas se abrió al público la exposición en la sala 3 del Centre Cultural de Caixa de Terrassa.

jueves, 6 de septiembre de 2007

Nota de prensa de la exposición fotográfica "Residus Industrials, Patrimoni Industrial a Catalunya" del Centre Cultural

Exposición Fotográfica Residuos Industriales (nota de prensa) invitación



Del 6 al 26 de septiembre se podrá visitar a la sala 3 del Centro Cultural de Caixaterrassa, la exposición fotográfica «Residuos Industriales, patrimonio industrial en Catalunya» , que recoje una selección de 65 fotografías realizadas por el fotógrafo terrassense Frank Gómez. Este proyecto es una visión personal de diferentes edificios industriales, fábricas abandonadas, rehabilitadas o derribadas, que forman parte de un pasado industrial, época clave en nuestro desarrollo como país. Pretenden, por un lado, trasladar a las imágenes la atmósfera y el ambiente de estos lugares y recrear en la imaginación del espectador la idea de la época de esplendor de estas industrias. Por otra parte constituye un trabajo documental, una huella que deja constancia de nuestra evolución urbanística. En el caso de Terrassa, las fábricas han estado durante más de un siglo un elemento fundamental de su personalidad, que ha marcado, directa o indirectamente, la vida de miles de ciudadanos. Abandonar las fábricas a su suerte o derribarlas, hace que perdamos para siempre uno de los capítulos más trascendentes de nuestra historia urbana más reciente.

En cierto modo, los vestigios que todavía perduran no dejan de ser residuos industriales , elementos efímeros destinados a desaparecer tras un proceso de ruina y abandono y a ser derribados o «reciclados» en nuevos espacios útiles para la actividad económica y social de una ciudad.

«El progreso, dicen, es irreversible.» escribió Miquel Martí i Pol. Y es cierto que ha sido tan rápido que muchos edificios industriales ya no existen, otros prosiguen su abandono hasta un nuevo uso o derribo y otros han tenido la suerte de haber sido rehabilitados.
Imágenes que transportan a espacios vacíos, colores que evocan el alma de objetos muertos y algunas líneas del citado poeta catalán, enlazan el recorrido de la exposición, organizada por Fotoclub Terrassa , y que se podrá visitar del 6 al 26 de septiembre, de 18:00 a 21:00 horas a la sala 3 del Centro Cultural Caixaterrassa, Rambla de Egara 340, Terrassa.

La inauguración oficial se realizará jueves 13 de septiembre a las 20:30 horas al Centro Cultural de Caixaterrassa

domingo, 12 de agosto de 2007

Fotos de la primera visita a una colonia textil del Llobregat

Estas fotografías aún sin retocar son una pequeña selección de las que tomé el día 11 de agosto en una de las muchas colonias textiles del Llobregat.

Prefiero no decir su nombre ni ubicación a fin de conservar el lugar a salvo de posibles personas malintencionadas.